miércoles, 31 de octubre de 2007

IV Congreso Internacional Educared

Los pasados días 29 y 30 de octubre he participado en el IV Congreso Internacional de Educared cuyo lema era "Educar en comunidad".
Ya había asistido al III Congreso en el 2005 que significó para mí un antes y un después en mi óptica de la informática aplicada a la educación.
Si he de valorar este cuarto congreso diré que en términos generales No es oro todo lo que reluce y sí que algunas de las conferencias y talleres no fueron lo que me esperaba. Tanto yo como otros compañeros y compañeras echamos de menos la existencia de un breve resumen de las ponencias que se presentaban por las tardes para tener más elementos de juicio.
El motivo de realizar este post realmente tiene menos que ver con el congreso en sí que con lo que se movía alrededor del mismo. Todo el mundo coincide en que, en encuentros como éste lo más interesante ocurre fuera, en los pasillos, durante una comida. Son lugares de aprendizaje realmente significativos que pone en contacto a personas, inquietudes, proyectos, etc con una efectividad que jamás conseguirá una gran conferencia. ¿No da qué pensar?
Mentiría si dijera que no disfruté con la intervención de José Antonio Marina, Graham Glass, Juan David, etc. pero sin lugar a dudas mis grandes descubrimientos fueron: Jesús Peña, Carlos de la Vega, Guillermo y Gema.A tí Antonio no te pongo en la lista porque te descubría hace ya algún tiempo.
Especialmente quería dedicar este post a Jesús Peña. Para mí ha significado mucho conocer al autor de una de las páginas que visito con cierta frecuencia por la variedad y calidad de sus contenidos www.educaplus.org. De primera mano conocí que había sido el trabajo de una dedicación, para mí sin precedentes, que abarcaba posiblemente casi la mitad de mi vida. El entusiasmo que transmitía al hablar de su programa preferido...¿cómo se llamaba?....Ah sí Flash (creo que lo dijo una vez) no te permitía otra cosa que disfrutar de su conversación. De muchas cosas hablamos pero hay una verdaderamente especial que para mí resume este congreso. Es, con toda claridad ,y por razones varias, una enseñanza que espero convertir en mi propio Koan. Como sé que os está comiendo la curiosidad allá va:

"Sólo el ejemplo es la fuente de la conquista educativa. Es una verdad que no hiere. Es persistente , a veces solitaria, pero sin duda eficaz."


(Es la visión que yo tengo de lo que extraje de esa conversación y las comillas son mías.Si a tí te parece Jesús, lo dejamos así. Estoy abierto a mejoras.....)

Otra gran conquista del congreso fue Carlos. Un espíritu tranquilo (al menos por fuera) del que emana un sosiego que nada tiene que ver con su búsqueda en el mundo digital nada tranquila y sí muy fructífera. He quedado desde luego impresionado por su labor profesional y su inquietud emocional que sin duda inunda sus blogs y demás exposiciones públicas de opinión. Este particular lo confirmaré cuando rastree en sus cosillas. ¿Cómo es posible que alguien tenga tanto material clasificado y tan elaborado? No puede más que estar relacionado con su apodo:el hormigo que creo que le va como al pelo.
Estos dos "pedasos de monstruos" hicieron una gran defensa de su ponencia, cuidada y equilibrada que dejó entrever lo mejor de ambos.
A Gema y Guillermo los conocí la noche del lunes y desde luego me hacen pensar en lo "aburrido y terrible " que tiene que ser el trabajo que estos 5 individuos desarrollan día a día, codo con codo. Como dirían mis alumos /as de Bollullos "Ejo va a se mu poco".

Así que amigos/as, por todo lo dicho, MUCHÍSIMAS GRACIAS. Ya puedo descansar más tranquilo pensando que , allí arriba, hay gente que se lo merece.

UN FUERTE ABRAZO

3 comentarios:

Antonio dijo...

El pequeño saltamontes se está revelando como todo un reportero-bloguero-dicharachero.
Bonita y sentida crónica. A Jesús y a mi nos faltó quedarnos un día más. Le mando tu post para que se mejore físicamente.
Abrazos webdoscerianos

Carlos el hormigo dijo...

Pues mira, Benjamín, te aseguro que tú para mi también has sido un descubrimiento, y me encanta pensar que trabajamos muy cerca y podremos estar en contacto. Las buenas ideas, la ilusión y las ganas de currar son lo esencial en nuestra labor, y de todo eso me parece que a tí te sobra.
Gracias por echarme tantas flores, te has pasado. Yo también tengo que ponerme a escribir algo sobre el congreso.
Nos vemos.

Jesús dijo...

Parece que estamos de acuerdo en las percepciones sobre el congreso; con Antonio ya lo había comentado y he pasado por el hormiguero de Carlos antes de llegar aquí.

No te preocupes, Benjamín, que lo de novato se cura con el tiempo.
Otras cosas, que tú tienes, son mucho más difíciles de conseguir.
Un abrazo