viernes, 25 de junio de 2010

Oposiciones 2010 o la posibilidad del cambio

Bueno, bueno, bueno....Como este es mi blog y puedo escribir lo que se me antoja, voy a permitirme hacer un ejercicio de imaginación y voy a fantasear con la idea de que otro sistema de acceso al Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria es posible.
Voy a intentar, como buen profe de ciencias, apoyar mis opiniones con datos y a ver si puedo llegar a una conclusión satisfactoria. No sé si voy a decir alguna barbaridad pero ¿quién sabe si algún responsable de la Administración (que también está compuesta por mi) tiene a bien pararse a considerar estos pensamientos?
Partiré de algunos hechos para mi indiscutibles:
  • los profes de secundaria no nos formamos para ser educadores ni profesores (al menos hasta donde me alcanza la vista).
  • las oposiciones no eligen a los mejores preparados para la labor docente porque no buscan las competencias docentes que deben tener.
  • probablemente con un sistema de acceso como el que planteo yo no estaría aquí...
  • los profes encargados de valorar a los aspirantes "rezan" para que nunca les toque. ¿qué nivel de implicación e ilusión tendrán cuando se encierren en el mes de julio a examinar a los aspirantes?
  • la mejor manera de aprender es andar de la mano de alguien que ame lo que hace y sepa enseñarlo.
Algunos datos:
Nº de aspirantes a las oposiciones 2010: Aprox. 33.368
Tasas de examen: 75,56 €
Nº de centros de secundaria públicos: Aprox. 1.205

Nº profesores en centros de secundaria públicos: 46.944

¿Qué propongo para mejorar el sistema de acceso?

  • Que se nombren profesores "ejemplares" para que examinen a los aspirantes.
  • A los aspirantes se les examinaría dando clases ¿poseen las competencias docentes necesarias? Los contenidos de su materia no los discute nadie. Date cuenta que son recién licenciados muchos de ellos, y licenciados ,todos.
  • Durante un mes, o dos, estarían bajo la supervisión de esos profesores ejemplares.
  • Los profesores ejemplares elaborarían informes y valorarían las competencias de esos futuros docentes.
  • Conseguiríamos que aprobar la oposición no significara ser profesor por siempre. (Y que no me hablen de la fase de prácticas porque mucho hay que columpiarse para no aprobarla),
  • A los profesores ejemplares se les liberaría de su carga docente en un alto porcentaje para sus labores. Pero al ser ejemplares serían capaces de enseñar-examinando y utilizar su experiencia para reconducir esta oportunidad de tener varios profes-alumnos a su cargo.
  • Un profe ejemplar podría tener a su cargo a 10 aspirantes como máximo.
  • Si hacemos unas cuentas sencillas y teniendo en cuenta que hay gran cantidad de profes ejemplares (o al menos la Consejería de Educación y el alto concepto que tienen los propios profesores, nos conduce a pensar que debe haber un montón) podríamos decir que, hay un 25% ? tirando por lo bajo.
  • Con el dato anterior resulta que dividiendo el número de aspirantes entre profes ejemplares, salen a unos 3 aspirantes por profe-ejemplar.
Con todo esto lo que vengo a decir es que podrían probarse otros procesos selectivos mucho más enriquecedores. Lo que hay ahora ¿a quién beneficia? Hombre, la Junta de Andalucía ingresa 2.521.286,08 €. Con esto, lógicamente paga a los tribunales de Oposición...

Creo que el amor por su profesión del que los docentes hacen gala día a día permitiría poder gestionar otras formas posibles de incorporación de los nuevos profesores y profesoras. Probablemente lo harían con un ánimo que no es el de verse obligados a realizar un trabajo extra en el que, me atrevo a pensar, que no creen.

Pienso que la Administración debería hacer cuentas ... quizás la vorágine que supone mantener la maquinaria de siempre impide que se tenga tiempo para pensar en otras soluciones. Dicen que los tiempos de crisis son momentos para aguzar el ingenio. Quizás consigamos matar dos pájaros de un tiro...

Probablemente hay muchas cosas que desconozco que impide hacer algo así pero...como no lo sé sólo doy rienda suelta a mis inquietudes.

Que los que tengan la calculadora, hagan las cuentas.

Por mi parte, pongo lo poco que sé, a disposición de la Administracion.

2 comentarios:

Lourdes dijo...

Es la primera vez que participo... y he de confesar que me ha parecido muy buena la reflexión que haces en víspera,una vez más de que tantos opositores y opositoras tengan que pasar por el momento en el que alguien con más o menos ganas, con más o menos entusiasmo, con más o menos compromiso decida que tú si vales o no así y ya está sin más... Comparto argumentos de los que das y reflejas... Gracias por comparatirlos con los demás... Ojalá llegaran a donde debieran...

cursos oposiciones dijo...

Las oposiciones para el empleo público son realmente difíciles de superar, sin embargo vale la pena estudiar y presentarse a los exámenes en busca de un trabajo que asegure estabilidad y una buena remuneración económica.