jueves, 4 de septiembre de 2008

Descubriendo los libros (y II)

"Todo hombre puede encenderse a sí mismo una luz en la noche" Heráclito

Este fue el primer pensamiento recogido en este libro que hizo que acabase como veréis en la foto. Marcado y remarcado. Para aquellos no iniciados (lectores noveles de mi blog) se trataba de "Shimriti: De la ignorancia a la sabiduría".

Desde que os dejé "en vilo" esperando contaros qué me había parecido este libro en la entrada "Descubriendo los libros", varias ideas se me han ido pasando por la mente.

La primera me llevó a mi adolescencia y me hizo recordar, con nostalgia, la imagen de mi profesor de Literatura de 2º de BUP Don Fidel Villegas (porque llamábamos a los profes con el Don por delante). Fue el único año que estudié Literatura y me gustó. Ya sabéis que luego me decanté por las ciencias y concretamente por la Física.
No sé si fue en una de mis clases o me lo contaron mis amigos (sí, masculino porque en el tuto donde estudiaba no había chicas, :-( ) escuché a Don Fidel hablar acerca del trato que había que darle a los libros. Entenderéis enseguida por qué rescato este pensamiento. Cuando yo me acercaba a un libro para leerlo (en número muy inferior al que debía), lo trataba como si de un frágil pajarillo se tratase. Apenas abría los lomos del libro más allá de los 90º que , no sin un giro de cabeza, permitía leer sus páginas que pasaba con sumo cuidado. Sin embargo, Don Fidel decía algo así:
"Los libros hay que trabajarlos: señalarlos, subrayarlos, abrirlos sin miedo..." porque según él esto demostraba que lo usabas intentándole exprimir todo su jugo. Supongo que no fueron sus palabras exactas pero esto es lo que ha llegado a mí. De modo que aquí estoy, señalando cada uno de los pensamientos en este libro que me permitirán rescatarlos en otro momento. El libro está repleto de ideas, pensamientos, reflexiones, historias, cuentos, que ayudan a crecer. Por dentro.

La segunda idea en la que pensé fue en el bookcrossing. Viene a ser algo así como un juego en el que varios jugadores se "pasan" un libro. Lo van dejando en diferentes sitios de la ciudad y el libro así recorre un montón de lugares. Lo cierto es que la idea número uno junto con la idea número dos me llevaron a plantearme la siguiente iniciativa: dejar el libro en la biblioteca de donde procede con todas las marcas dejadas por mí para que otros, tú posiblemente, puedas recorrer, de algún modo, mis propias inquietudes. Quizás tú señales otras páginas usando otros marcadores dejando así rastro de tu propio sentir. Como el libro nos pertenece a todos por estar en la biblioteca pública sólo podrás señalar con marcadores, respetando la integridad del libro, por supuesto.
En cualquier caso sólo es una idea puesto que he de consultarlo con la responsable de la Biblioteca.

La tercera idea se refiere a lo curioso del destino. Yo no iba buscando este libro. Quise leer algo de Jorge Bucay. Buscaba cuentos. Y me encontré con un libro que parecía estar esperándome para decirme cosas que necesitaba escuchar. Esto es muy curioso. Hay un tipo de libros que suelen tener esta velada misión. Esperarte. Los ves en las estanterías y pasas de ellos. Un buen día le echas un vistazo. Lo hojeas. Decides rescatarlo de su cautiverio. Y te das cuenta que ya nada será lo mismo tras su lectura. Él te estaba buscando.

En fin, si decides jugar quizás te decidas a escribir.

¿Dónde encontrarlo? Biblioteca pública de Bollullos par del Condado
(en la Casa de Cultura)






3 comentarios:

נєѕѕι ℓα тяιαиєяα dijo...

Hola de nuevo!

He leido tu comentario, jaja.

El problema de que tu imagen no se ajusta, es porque, tienes que buscar una imagen, mas o menos con las mismas medidas que las del cabecero de la página!! así..se te ajustará mas o menos... La imagen no se estira sola, vale?
Suerte y..si no puedes..me mandas tipo de foto quieres y te la preparo vale?.

Un Saludo!!

Y espero verte más de vez en cuando por mi blog, porque creo que pongo unas cosas muy curiosas (creo). Cuando tengas un poco más de tiempo, porque ahora, creo que estas un poco liado no??

Un saludo enorme!

Ignacio García González dijo...

Bejamín soy Ignacio García. Bueno pues nada solo decirte que me parece una forma genial de empezar una clase. Antes de que empezaces a darme clase, nunca imagina que fueses como eres, antes me dabas un poco de miedo, como a tantos alumnos del ies san antonio, pero ahora que me estass dando clase, creo que eres un gran profesor, y me gusta bastante tu forma de dar clase, es una forma bastante innovadora. En relación con el libro de Joge Bucay, solo decirte que es bastante curioso empezar así una clase, pero me gusta.

Benjamin dijo...

Gracias por intervenir Ignacio y así romper el hielo de la clase de 4ºC que parece estar un poco "cortada". A ver si con este comentario que has hecho se animan. Lo del miedo...jejeje no eres el único que me lo dice, ¿por qué será?